Saltar al contenido
Ratas y roedores

Castores, una de las especies de roedores más grandes del mundo

Los castores son roedores semi-acuático, originario de América del Norte y Eurasia.  Pertenece a orden Rodentia y específicamente a la familia de los castóridos  o Castoridae y bajo esta familia se agrupan tres especies: castor americano (Castor canadensis), castor europeo (Castor fiber) y castor de Kellog (Castor californicus) el cual se extinguió desde el período Pleistoceno. El castor esta morfológicamente muy cercano a las ardillas o familia Sciuridae y al Coipo. Sus similitudes morfológicas del cráneo y la mandíbula lo hacen ser pariente cercano. Es un roedor de gran tamaño, el segundo más grande después del Capibara.

Estos roedores poseen una habilidad excepcional para la fabricación de diques en ríos, su hogar comúnmente se conoce por “castoreras”. Bloquean la corriente de arroyos con las estructuras fabricadas con troncos de árboles que previamente derribaron con sus fuertes incisivos. Contrario a lo que se piensa, la vida del castor no afecta el ecosistema, solo transforman el entorno. A pesar de talar innumerables árboles para la construcción de sus castoreras, estas proporcionan hábitat a otras especies. Entre los beneficios descritos en la literatura especializada esta la generación de humedales que protegen las localidades de inundaciones. Estos diques constituyen barreras naturales, filtran la contaminación y los desechos plásticos.

castored

El castor se considera por muchos como un roedor invasor, debido a la transformación que realiza del entorno, es el único animal luego del hombre que modifica de manera tan radical su hábitat. Existen ejemplos de lugares donde ha sido introducido como especie y ha ocasionado devastación forestal, como fue el caso de Argentina, en la Tierra del Fuego.

Penosamente, en 1946 fueron sacrificados miles de castores para salvar los bosques de la región de la devastación que estos ocasionaron. A causa de esta desafortunada situación se les ha visto como enemigos del entorno y han sido perseguidos casi hasta la extinción. Además de la comercialización de elementos como su carne, su piel y su aceite que ocasionaron que el castóreo fuera una práctica popular en la América del Norte de los años 1600.  Gracias a diversos refugios creados y la crianza en cautiverio, estos roedores se salvaron de la extinción y pudieron repoblar las tierras.

Los estudios de diversos naturalistas interesados en analizar el comportamiento e impacto del castor en el medio ambiente, hicieron justicia con la tan dañada imagen de este roedor. La literatura recoge diversos beneficios de los castores al entorno:

  • En tiempos de sequía, los diques de los castores ayudan a la protección de las aguas subterráneas, impidiendo que estas se sequen en su totalidad.
  • Los diques generan estanques, y en ese entorno se generan ecosistemas acuáticos que favorecen a vida de diversas especies que coexisten allí.
  • Sus diques ayudan a impedir inundaciones, al disminuir la corriente de agua en los ríos.
  • Disminuyen la concentración de materiales tóxicos y contaminantes en los ríos al filtrar el agua con sus barreras.

Características y temperamento de los castores

Los castores son principalmente animales acuáticos en su vida cotidiana, sus migraciones y viajes lo realizan en ese medio. Son roedores que gustan de vivir en sociedad, agrupándose en colonias de una docena de semejantes. Son familiares, viven en pareja y en compañía de sus descendientes. Todos refugiados en una madriguera o varias interconectadas dependiendo de la población. Son animales nocturnos como otras especies de roedores, en las horas de la noche realizan sus actividades constructivas. Prefieren aguas con una profundidad mayor a un metro. 

Los castores son animales especialmente inteligentes, su corteza cerebral es espesa; haciendo de ellos roedores hábiles y especiales, en comparación con otros de su género.

Una de las rarezas de este roedor es que su crecimiento no se detiene, continúa mientras vive. Llegan a alcanzar en la adultez como promedio un peso de 16 kg, aunque la literatura recoge especímenes de 25 a 40 kg, algo poco común. Pueden llegar a medir hasta 1 metro de largo, incluyendo la cola y 30 cm de alto. Este gran tamaño se iguala en ambos sexos, a diferencia de otros roedores donde los machos son más pequeños o viceversa. Los castores son animales impresionantes y su tamaño puede estar condicionado por la especie y edad biológica, pueden llegar a vivir entre 15 y 20 años.

Presentan una amplia y escamosa cola, con forma plana y ovalada, generalmente negra que los distingue entre otros roedores. Su pelaje es impermeable, muy copioso y suave, que le ofrece abrigo ante bajas temperaturas. Generalmente se encuentran dos tonalidades de acuerdo a la especie (gris o marrón). Y es propiamente, este hermoso pelaje la causa de que haya sido un animal tan perseguido.

Los castores, como todos los roedores presentan incisivos grandes y poderosos que no detienen su crecimiento y requieren ser desgastados. En esta especie vienen con refuerzo adicional, un esmalte naranja que aporta mayor resistencia y le permite roer madera con gran facilidad. Tal es su fuerza al roer que pueden moler aproximadamente un árbol de 5 pulgadas en un tiempo de 5 a 8 minutos.

Una característica de estos animales es su pobre visón, aunque debajo del agua consiguen tener mejor vista gracias a las características de sus parpados. Estos parpados poseen membranas nictitantes que dotan de una protección extra sus ojos, principalmente los libran de daños que pueden ocasionar la madera roída. En contrate a eso, el olfato, el oído y el tacto son sentidos muy desarrollados en los castores. Fácilmente pueden estar sumergidos bajo el agua, sin salir a respirar por 15 minutos.

Especies o tipos de castores

Castor europeo (Castor fiber)Castor europeo (Castor fiber)Castor europeo (Castor fiber)
Esta especie principalmente se encuentra en Eurasia, Rusia, en regiones frías. Es de menor tamaño que el resto. Han sido perseguidos hasta casi extinguirlos y hoy en día es una especie amenazada gracias a los ingentes esfuerzos por aumentar su población. Está protegido por convenios internacionales como el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvaje Amenazadas  (CITES).   Este es de tamaño menor que las otras especies. Puede tener hasta tres crías y no es tan agresivo.  Esta especie se localiza en las regiones preferentemente frías y selváticas de Canadá, Estados Unidos y México. Es cazado por su piel y aceites, además de que su carne es atractiva en América del Norte. Aunque es perseguido, actualmente no está en peligro de extinción. Este roedor es de tamaño mayor, la construcción de sus diques es más compleja, es muy competitivo con su entorno y agresivo. Puede tener hasta cuatro crías. Este roedor es conocido también como Castor accessor, actualmente está extinto. La literatura especializada registra su periodo de vida en entre el Mioceno y el Pleistoceno. Principalmente habitando el oeste de América del Norte.  

¿Qué comen los castores?

Alimentación y reproducción

Los castores son roedores herbívoros y su dieta está basada en cortezas de árboles, ramas finas, hojas, y raíces de las plantas acuáticas. Pueden comer vegetales, aunque tienen predilección el cambium (segunda capa luego de la corteza). Aman las cortezas de determinadas especies de árboles como:  avellano, sauce, abedul, álamo, cerezo, arce y aliso.

que comen los castores

Este roedor almacena comida para el invierno, su reserva se esconde bajo el agua cerca de la entrada de la madriguera. En invierno se guarecen en sus madrigueras y evitan salir debido a que el hielo congela las aguas haciendo difícil sumergirse, pudiendo ponerlos en peligro. Tienen la precaución de mantener ramas finas, para que el hielo se rompa con facilidad en la entrada de sus madrigueras para salir en caso de emergencia.

¿Cómo se reproducen los castores?

Los castores se comienzan a aparear en febrero junto con el deshielo. Y forman uniones para toda la vida, solo en caso de muerte de su pareja buscan una nueva. Su gestación tarda tres meses y medio. Las crías de castor nacen con los ojos abiertos y con pelaje, requieren ser amamantadas, protegidas de los depredadores durante el primer mes de vida. Alcanzan la madurez sexual a los dos años y será entonces cuando dejen la madriguera para hacer su propia familia. Generalmente, estos castores jóvenes se independizan y asientan en las cercanías a la zona donde nacieron.

Como todos los animales los castores tienen depredadores, siendo los lobos, osos y linces quienes los persiguen para alimentarse de ellos. Pero, sin dudas, el principal peligro del castor ha sido y es el ser humano. La caza indiscriminada para la obtención de sus pieles o su aceite, codiciado en la industria cosmética, como por la deforestación y destrucción de su hábitat natural.

El castor es un roedor de gran tamaño y necesita un habitad acuático por lo que es muy difícil mantener en cautiverio y menos poseer uno como mascota. Existen reservas que tienen comunidades de castores en cautiverio para su reproducción y preservación. Siempre con el fin de que puedan ser librados en momentos posteriores. Otros casos de castores en cautiverio son vistos en zoológicos, pero sus necesidades de vivir en grupos, de tener espacios con tierra y agua de no menos de 50 m2, así como vivir al aire libre, hacen de ellos una especie muy compleja para mantenerla como mascota. A pesar de que no podamos convivir diariamente con los castores como animales afectivos, son seres increíbles que ponen de manifiesto la grandeza de la diversidad animal de nuestro planeta. Son roedores encantadores para amar, proteger y admirar mientas viven en libertad en la naturaleza.