Saltar al contenido
Ratas y roedores

Control de ratas y roedores-plaga

Los roedores bajo control no llegan a convertirse en plagas, no causan daños severos y tampoco trasmiten enfermedades. Como múltiples aspectos de la vida, el control y la prevención es la clave del éxito. Indiscutiblemente, también es la formula ideal si de plagas de roedores hablamos.

Descubrir que tenemos roedores conviviendo con nosotros puede ser una sorpresa desagradable. Por mucho que parezca que el mundo se acaba, no es así. Hay especialistas que puedes contratar para que te ayuden, claro los servicios tienen sus costos(empresa fumigadora de ratas). Si no quieres, no crees que sea necesario o no puedes pagarlo, te recomendamos que te informes de las opciones y la mejor manera de abordar tu situación en particular. El primer paso es determinar si realmente tienes una plaga de roedores, hay que observar atentamente las señales.  

control de ratas y ratones

Señales que indican presencia de una plaga de ratas y roedores

Identificar roedores habitando en determinado lugar no es algo fácil. Estos animales en su mayoría son sigilosos y escurridizos, pero tienen diversos hábitos que los hacen evidentes. En muchas ocasiones consiguen pasar desapercibidos durante bastante tiempo; lo que posibilita que la población de ratas o roedores aumente considerablemente y cause grandes daños. Pero si estamos pendientes a ciertos indicios podemos detectar su presencia. 

  • Sonidos nocturnos: Puedes escuchar ruidos inexplicables, cosas que caen o movimientos como correr y roer. Específicamente en paredes, suelo, techos, sótanos, cañerías. Estos animales por lo general son ruidosos, pelean y su mayor horario de actividad es de noche, aunque hay especies que son diurnas.
  • Excreta: Las excretas de los roedores se identifican particularmente por ser de un color negro o marrón oscuro, son pequeñas y varían su forma de acuerdo a las especies del roedor. En la especie Rattus norvegicus (rata común, rata gris) las heces fecales tienen 2 cm de largo y son las puntas redondas. El Rattus rattus (rata negra, rata de techo) excreta heces mas pequeñas de 1.3 cm y presentan un solo extremo puntiagudo. La especie Mus musculus (ratón de casa) presenta excrementos mucho más pequeños, semejantes a un grano de arroz, pero negro.
  • Hedor: El hedor de los roedores-plaga es inconfundible, dejan los lugares con olor a amoníaco. Esto se debe a la acumulación de orina y heces fermentada en un mismo lugar cerrado. Con una lámpara ultravioleta podremos ver un rastro verde fluorescente que confirma la presencia de orina.
  • Manchas o huellas: Usualmente el suelo, las paredes, las hendijas y las superficies presentan manchas de contacto, huellas y rozaduras. Estas son ocasionadas por las patas, la cola y el cuerpo de los roedores con rastros de disimiles cosas. Dejan rastros al caminar.
  • Destrucción: Las ratas y roedores necesitan roer para gastar sus dientes incisivos que no cesan de crecer. En este propósito destruyen madera, cables, cajas, libros y cualquier material que les sea útil para ello.
  • Nidos o madrigueras: Los roedores dependiendo de su especie hacen nidos con papel, tela o material roído, en lugares con temperatura cálida. Y en el caso de las madrigueras pueden estar entre raíces, en agujeros de las paredes, sótanos o cobertizos.

Confirmado, tenemos plaga de ratas o roedores ¿Qué hacer?

Podemos hacer mucho, pero primero calmarnos para abordar el problema de la mejor manera posible. Es clave evitar todo tipo de contacto con las heces fecales y el orine de los roedores; recordemos que estos están en estado salvaje y pueden tener parásitos, ácaros y trasmitir enfermedades. Si el lugar donde sospechamos se encuentra la plaga de ratas es cerrado o con poca ventilación, debemos usar mascarillas para no inhalar el hedor que puede enfermarnos a través de las vías respiratorias.

Es importante reunir la mayor cantidad de información: ¿es un roedor o gran cantidad de ellos? Esto lo podremos inferir por el nivel de los daños, una gran cantidad harán bastante destrozo. Habrá cables, madera, bolsas o cajas roídas; muchos excrementos acumulados y un hedor fuerte, todos estos indicios evidencian que hay un grupo mas numeroso.  

Eminentemente y cuanto antes hay que hacer control de ratones en la casa, desratización o emplear métodos anti-ratas. Hay disimiles formas para abordar este problema, podemos contratar un profesional para controlar roedores(servicios de desratización), ¿Qué debemos saber para elegir la adecuada?

En el mercado de control de ratas y roedores hay muchas empresas tienen poca efectividad en el control de plagas, pues carecen de personal calificado para esta tarea. Hay otros aspectos a considerar, como el incumplimiento de las disposiciones legales sobre el uso seguro de pesticidas. Las empresas que contratemos deben contar con la certificación de estatal de las agencias correspondientes a la regulación del uso de pesticidas, protección ambiental y control de plagas.

  • No contrate a ningún exterminador de ratas que llegue sin avisar
  • Pida presupuestos por exterminio en diferentes empresas, no es para que contrate el servicio más económico, sino el que mejor se ajusta.
  • Analice el contrato antes de firmarlo, vea si los seguros cubren daños a su propiedad y que especifica de que plaga se trata

Los pesticidas, plaguicidas o rodenticidas empleados inadecuadamente pueden ser letales para las mascotas, los niños y las personas que conviven en el lugar; y que de alguna forma hayan estado expuestos a las sustancias. Las trampas y cebos para control de roedores son riesgosas si están al alcance de niños pequeños y mascotas. Hay que articular medidas de prevención de riesgos para evitar que el uso de rodenticidas químicos pueda contaminar fuentes de agua o alimentos.

Tipos de mecanismos para el control de plagas de roedores

Control mecánico

Este método es una opción muy utilizada, no afecta el medioambiente y no causa intoxicación. Consiste en el uso de trampas, barreras, madera o papel con pegamento para impedir la propagación de los roedores. En este grupo haya dos tipologías, las trampas fatales: que inmovilizan o matan causando daños directos al cuerpo por el mecanismo de atrapar al roedor; como las trampas no fatales: estas son una especie de jaulas cuyo propósito es apresar sin herir a los roedores para liberarlos u otro fin posterior.

Las trampas deben estar cerca a las madrigueras o nidos, siempre pegadas a la pared pues los roedores caminan rozando las mismas. Los animales que sean atrapados deben ser removidos con guantes y quemados. Es recomendable lavar las trampas luego de atrapar un roedor para eliminar residuos (orine, sangre u olores) que puedan alertar al resto y disminuir su eficacia. Entre sus bondades esta la posibilidad de realizar la desratización sin contaminar, eliminando todos los ejemplares y sin sorpresas posteriores de cadáveres putrefactos en lugares poco accesibles.

Control de ratas

Control biológico

Los métodos biológicos minimizan el impacto medioambiental, presentan menores costos, sobre todo para lugares grandes no domésticos como almacenes, cultivos o granjas. Este tipo de lugares están más expuestos y requiere un volumen superior de rodenticidas con alto riesgo para los animales o alimentos presentes en el lugar.

En esta clasificación el control de roedores se realiza mediante depredadores naturales, que serán elegidos de acuerdo a la especie de roedor y al lugar donde estos se encuentren. Entre los depredadores naturales encontramos búhos y halcones que son sumamente eficaces cuando la plaga de roedores esta en campos o cosechas. En almacenes y hogares, animales domésticos como los gatos son aliados excelentes.

Control químico o rodenticidas

Deben ser empleados con cautela, con conocimiento de las cantidades adecuadas. En muchos casos son sustancias controladas y solo empleadas por personal capacitado y con autorizo para hacer uso de ellos. Este tipo de mecanismo de control es eficaz de forma inmediata para diezmar la población de roedores, pero a largo plazo los animales pueden aprender a distinguirlo y terminan por evitarlo. Su eficacia depende de la formulación, de la especie de roedor y la aplicación el rodenticida adecuado, de cómo es aplicada.

Los rodenticidas se encuentran disponibles como cebos de comida, en forma de boliches o pastas que se mesclan con alimento atractivos para los roedores. También hay polvos que se pegan en sus cuerpos, llegando al estómago cuando los roedores se asean, envenenándolos. Los agentes químicos empleados en estos rodenticidas actúan en dos variantes a partir de sus fórmulas:

  • dosis única: muy venenosa y peligrosa para todo ser vivo, solo empleada por agentes autorizados. (Los ingredientes activos principales son a base de arsénico, estricnina, talio, fosfuro de zinc, floruro acetato de sodio entre otros). Para estos activos no existen antídotos y puede darse el caso que un depredador coma un roedor envenenado y muera como consecuencia.
  • veneno anticoagulante: estos son ingeridos varias veces por el roedor hasta mueren por hemorragia interna. (En estas fórmulas se usan ingredientes como la warfina, racumín, fumarina y otros). Son costosos, existe antídoto en caso de intoxicación, pero se requiere de un mayor período de tiempo para alcanzar sus beneficios.

Hay mecanismos nuevos, algunos que al consumirlos se solidifican en el estómago de los roedores provocando la muerte, otros impidiendo la salida de las heces, creando una obstrucción intestinal fatal.  Así como también, encontramos formulas amigables con el medioambiente fabricadas a partir de plantas o elementos biológicos y que permiten un control sin efectos contaminantes.

Trampas para roedores

Resumen
Control de ratas y roedores-plaga
Nombre del artículo
Control de ratas y roedores-plaga
Descripción
Los roedores bajo control no llegan a convertirse en plagas, no causan daños severos y tampoco trasmiten enfermedades. Como múltiples aspectos de la vida, el control y la prevención es la clave del éxito...
Autor
Publisher Name
Ratas y Roedores
Publisher Logo

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.