Saltar al contenido
Ratas y roedores

El ratón doméstico, nuestro compañero más antiguo

El ratón casero es uno de los mamíferos con más presencia a nivel global, tanto que se incluyó en “La lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo ” que ofrece la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Podemos destacar, que, dentro de todas las especies de mamíferos existentes a nivel global, el ratón gana el puesto número 1 acompañando la vida del ser humano. Ha existido como comensal de los desechos de los humanos, como mascota tras ser domesticado y como sujeto de prueba en investigaciones. El ratón doméstico hasta viajó al espacio exterior en el 2006. (NASA, 2004 )

El mus musculus o ratón común es un roedor de la familia Muridae  perteneciente al género Mus bajo la cual se agrupan 38 especies y subgeneros, descritas en el libro «Mammal Species of the World” de Wilson & Reeder (2005) .

ratas grandes

Los orígenes de la especie se remontan a 10.000 años atrás, según los registros fósiles del Mus musculus.  Y desde el siglo XVII en el continente asiático, específicamente en China y Japón se efectuaban crianzas selectivas de este roedor. Eran criados y reproducidos por la belleza de su fenotipo y los colores que presentaban.  Estas líneas fueron clasificadas en ratones: crema roja, amarillo con ojos color rubí, marta cebellina blanca y amarillo cremoso. Esta práctica se extendió a otras regiones de Europa y se crearon clubes de criadores para aficionados.

Los ratones doméstico son animales muy inteligentes, dóciles y adorables. Son macotas cariñosas y pulcras, ideales para tenerlos como animales de compañía para niños. Pueden vivir en espacios reducidos y sus cuidados son simples, los beneficios que aporta son muy grandes.

Características y temperamento del ratón doméstico

Esta especie de roedores están más activos en la noche, a partir de atardecer se muestran con una mayor disposición; aunque hay algunos que han logrado adaptarse a actividades diurnas con siestas en momentos de inactividad. Son mascotas muy pequeñas que requieren un tacto delicado para evitar dañar su cuerpo. Aman la actividad y el entretenimiento, son muy divertidas y realizaran actividades con sus juguetes, aunque ya sean adultos. Gustan de la compañía y cariño de los humanos, tanto como de su propia especie pudiendo vivir en pareja. La soledad les afecta, se recomienda tener varios ejemplares de un mismo sexo para evitar la reproducción, preferentemente hembras pues los machos pelean.

El ratón casero tiene en promedio un tamaño pequeño, los ejemplares adultos alcanzan de 15 a 19 cm y entre 12 a 40 g de peso. Su pelaje varía en función de cada especie natural como híbrida que se clasifican dentro de la misma familia Mus. Hay ejemplares de pelo largo, rizado, ondulado, sin pelo, de pelo corto; con tonos gises y pecho blanco, totalmente albinos, blancos, con franjas blancas y negras. Tienen un período de gestación aproximadamente de 18 días y dan a luz entre 6 a 12 crías por camada.

ratas y ratones

En estado salvaje la vida del ratón es muy corta, con un promedio estimado de tan solo 3 meses; son los depredadores y muchos peligros que enfrentan en su andar cotidiano lo que les hacer vivir de manera fugaz. Sin embargo, los ratones criados en cautiverio pueden llegar a vivir hasta 2 años, aunque se reportan algunos casos de hasta tres, todo depende de los cuidados y la nutrición de nuestra mascota. Les molesta la luz intensa, son criaturas nocturnas, tienen un potente sentido del oído, pero sus ojos no tienen una visión buena.

Cabe resaltar, que las ratas y los ratones no se agrupan en la misma familia, ambos son roedores (Rodentia) y pertenecen a la familia de los múridos (Muridae). Ambos roedores son de géneros diferentes, las ratas pertenecen al género Rattus y los ratones al Mus; lo cual implica grandes diferencias entre ellos. Aunque por igual, las ratas y los ratones en vida salvaje y sin control de sus poblaciones, pueden convertirse en especies plagas. Estos roedores gozan en la misma medida del amor y la simpatía de muchos humanos, son criados en cautiverio y mantenidos como apreciados animales de compañía.  

Los ratones son inteligentes y se adaptan con facilidad, son receptivos a los olores y con el tiempo van conociendo a sus cuidadores. Pueden aprender diversos trucos y responder a llamados a base de sonidos o silbidos. Todo depende del tiempo y el empeño que pongamos en ello. Son animales con grandes posibilidades para ser entrenados, con un sistema a base de premios (alimentos de su preferencia) se puede lograr mucho de ellos. Son mascotas económicas, no sueltan pelo y pueden ser adecuados como animal de compañía para personas alérgicas.

Qué cuidados de salud debe tener un ratón doméstico?

Un ratón feliz es un ratón con muchas actividades y comida fresca, es vital para ellos tener espacio suficiente, así como lugares donde trepar, correr y roer. Dentro de la jaula o terrario deben contar con juguetes, hamacas, escaleras y otros accesorios que le permitan ejercitarse a diario. Como muchos roedores, los ratones caseros tienen a la obesidad y necesitan gastar energía, en la vida salvaje esto ocurre de forma natural. Les gusta de momentos de privacidad y ocultamiento, así que con una cueva o casita donde esconderse, podrá sentirse a salvo.

Se debe evitar cualquier sustrato a base de pino, les afecta su salud, llegando a causar problemas respiratorios a todas las especies de ratones. Entre las enfermedades que le aquejan, están: las diarreas por alimentos fermentados, los ácaros, los refriados, neumonías y el vals. Este último es una infección del oído interno que requiere antibióticos y se presenta a partir de un caminar que parece que el ratón baila. La cola del ratón casero debe ser cuidada y no sostenerlos de ella, pues se fractura fácilmente y les causará un considerable dolor.

rata gris

Son animales sensibles a los cambios de temperatura, lo apropiado es alrededor de 20 a 22 grados. Un ratón sano tiene los ojos brillantes, el pelaje limpio y sin falta de este, se alimenta y muestra movilidad; cual cambio debe ser llevado ante un veterinario. Necesitan agua fresca y como ocurre con otros roedores, los ratones tienden a contaminar sus bebederos. Lo ideal es que disponga de una botella por goteo para que no les caiga comida o sustratos dentro.

Cuidados higiénicos para un ratón casero

La jaula o terrario debe ser higienizada dos veces por semana para eliminar las heces y los desechos que pueden enfermar a nuestras mascotas. El lecho debe remplazarse semanalmente, importante dejar los cuencos y comederos bien lavados.  Ten en cuenta que un roedor sano es una mascota feliz y que, además, no trasmitirá enfermedades a sus cuidadores.

Los cuidados higiénicos del cuerpo y el pelaje de nuestro ratón pueden cubrirse con un buen cepillado. El cual, si mantiene una frecuencia semanal, podrá garantizar un pelo sedoso y un tacto agradable. Entre los beneficios de cepillar al ratón podemos mencionar:

  • Mejoras en la circulación
  • Eliminación de cabellos muertos
  • Prevención de lecciones cutáneas y ácaros
  • Satisfacción y mimos de nuestro roedor
  • Eliminación de nudos

 Los ratones se pueden bañar, pero es importante solo hacerlo en casos muy necesarios y no como hábito frecuente, puede ser una vez al año. El agua puede refriarlos y terminar con una neumonía o infección respiratoria que afecte seriamente su salud. En caso inevitable de bañarlos, debemos hacerlo con agua tibia y sin mojar su cabeza; no usar ningún jabón y hacerlo de forma rápida no pueden estar húmedos por mucho tiempo. Para secarlos nunca se debe usar secador, basta restregarlos con toallas de papel y asegurarse de que no les quede humedad.  

¿Qué come un ratón? Alimentación de los ratones

Si te haz preguntado que come el ratón, te contamos que la dieta ideal del ratón común debe estar centrada en: variedad, frescura y a su disposición las 24 h, originalmente son herbívoros pero dada su inmensa capacidad adaptativa se han vuelto omnívoros. En estado salvaje y dependiendo de su hábitat (campo o ciudad) comen desperdicios humanos, hortalizas y cereales. En casos de hambruna extrema, existen evidencias de ratones que se han comido sus propias crías o congéneres enfermos y hasta su propia cola, llegando a cometer canibalismo.

ratón con orejas grandes

Se les puede ofrecer pienso para hámsteres que no sea basado en semillas, el cual será complementado con futas, heno y verduras. Alimentos que pueden comer los ratones:

  • pan duro
  • pienso de gatos o perros (ingesta proteica en poca frecuencia)
  • quesos
  • leche
  • manzana
  • pera
  • insectos (escarabajos, mariposas, grillos)
  • pastas o arroz integral cocido
  • semillas de girasol (sus golosinas)
  • galletas para perros (duras y excelentes para desgastar sus incisivos)
  • cereales (cebada, mijo, centeno)
  • soja y frijoles
  • apio
  • zanahorias
  • brócoli
  • huevos duros

Aspectos importantes sobre la alimentación

¿Qué comen los ratones de casa?

Los ratones caseros deben ingerir 10 g de alimento por día y tomar 15ml de agua fresca. Es importante el equilibro entre la variedad y cantidad para evitar afecciones como obesidad y diabetes. Una alimentación e higiene adecuadas serán la receta para tener una mascota longeva y sin enfermedades. Teniendo en cuenta la corta esperanza de vida de un ratón, esto algo a lo que debemos dar gran importancia.

ratón de campo y ratón de ciudad

Entre los alimentos prohibidos o dañinos para el ratón están:

  • Ajo
  • Cítricos
  • Chocolate
  • Cebolla
  • Maní o cacahuetes
  • Carnes crudas

Jaulas y alimentos para ratones domesticados