Saltar al contenido
Ratas y roedores

Sustratos o lechos para roedores

El lecho o sustrato es uno de los elementos más importantes, preservan la higiene en las jaulas de los roedores. Constituyen el suelo de la jaula y su capacidad adsorbente posibilita que los desechos de orine y heces no se acumulen desagradablemente. Ofrece comodidad para la mascota, facilidad a la hora de limpiar la jaula y permite que la limpieza no sea diaria.

El sustrato es un aliado para los cuidadores y el confort de nuestros animales de compañía, pero la elección de ellos es un elemento de vital importancia. Un lecho de material inadecuado puede dañar las patas, causar enfermedades y hasta envenenamiento; es importante conocer al respecto. En este artículo te contamos sobre el tema para que puedas elegir el mejor sustrato para tu roedor.

sustrato para hamster

Funciones del sustrato para roedores

  • El sustrato es realmente el suelo donde caminara la mascota a diario.
  • Les protege las patas y aporta comodidad
  • Permite desgastar sus molares
  • Con el sustrato pueden fabricar nidos, cuevas y refugios confortables
  • Les aporta diversión y entretenimiento
  • Ayuda a mantener sus hábitos de escarbar en forma
  • Los mantiene secos y limpios al impedir el contacto directo con sus desechos
  • Disipan el mal olor
  • Posibilitan una limpieza más sencilla de las jaulas

Antes de elegir un sustrato debes conocer los diversos tipos que hay en el mercado y sus características. Independientemente del tipo de lecho que escojamos es importante que lo cambiemos con frecuencia. La acumulación de heces fecales y orina puede ser el medio para el crecimiento de bacterias que afectan seriamente la salud de las personas como de los roedores. Una mascota saludable depende en gran medida de la higiene de sus desechos.

La jaula de los roedores que no es debidamente higienizada genera olores desagradables que serán difícilmente controlables. Respirar estos olores puede ser nocivo para la salud de las personas que viven en la casa. El sustrato que está cargado de orine aporta humedad, puede provocar llagas o ulceras, atraer bacterias, insectos, ácaros o crear hongos. Un sustrato que no se cambia con frecuencia puede ser el detonante de intoxicaciones e indigestiones de los roedores.

Tipos de sustratos

Sustrato de madera

Pellets: Este tipo de sustrato está fabricado a partir de los desechos de la madera que generan las sierras de las carpinterías, los cuales luego son tratadas y se procesan mediante prensas para darles forma de pellets. Varían por tipo de maderas, puedes encontrar en las tiendas de mascotas pellets de maderas coníferas o frutales, son comunes y biodegradables.

Estos pellets tienen a generar polvo, los restos de las virutas se desprenden y entran en las vías respiratorias. Puede generar sensación de suciedad en el pelaje haciendo que el roedor exacerbe sus cuidados higiénicos.

Virutas de madera: Son restos de madera blanda y es uno de los sustratos más económicos.  Este tipo de sustrato es ligero y cuando los roedores escarban termina fura de la jaula. Requiere ser sustituido con más frecuencia pues no es tan absorbente y como el anterior también produce polvo que puede ocasionar problemas de salud a los roedores. En este formato también hay virutas de madera aromatizadas.

Sustrato de maíz

Este lecho está confeccionado de las mazorcas de maíz. Todos los restos se sometidos a un proceso mecanizado que lo convierte en un sustrato granulado. Este tipo de lecho no desprende polvo y hay variantes que hacen el granulado ligero o pesado según su fabricante. Es muy recomendable, es de origen natural y no genera polvo, no se pega en el pelo de las mascotas. Es seguro para la salud, libre de tóxicos, no termina fuera de la jaula con las escarbadas y es bastante absorbente.

Algunos aspectos negativos de este sustrato son los olores artifíciales que molestan a los roedores. Requiere ser cambiado frecuentemente porque se vuelve una pasta cuando hay exceso de orina. Por lo general son más costosos que los anteriores sustratos.

Sustrato de tallo de trigo

El lecho de tallo de trigo se obtiene a partir del procesamiento mecanizado de los tallos de trigo. Es similar al de maíz, permite que el roedor no esté en contacto con la humedad de la orina. Este lecho no desprende polvo y en caso de que el roedor lo ingiera no provoca ningún problema de salud.

Sustrato de papel

En lecho de papel generalmente se fabrica a partir de papel prensado. Se recicla papel de diferentes calidades sin blanqueadores por lo que es muy común que tenga un tono gris. Este tipo de lecho no desprende polvo y posee gran capacidad de absorber la orina. A los roedores que gustan de anidar les es muy grato el papel, es un material suave que se acomoda a su gusto y les permite mayor comodidad.  Comparado con los sustratos anteriores, los lechos de papel suelen ser un poco más caros.

Sustrato de arena sílice o celulosa

La arena sílice está compuesta de silicatos de sodio, sustancias que se emplean en la fabricación de morteros, papel y detergentes. Este elemento aporta la capacidad absorbente que tanto agrada a los criadores. Las perlas cristalinas pueden absorber tres veces su volumen y neutralizan los malos olores.

A pesar de estar compuesta de materiales químicos, el compuesto es estable y no libera toxinas que dañen la salud de las mascotas. La arena sílice también se usa para los gatos, pero para los roedores es diferente. Los fabricantes diseñaron un producto específico para los roedores, que no ocasiona indigestión ni problemas intestinales. Es por ello que nunca se debe usar arena para gatos en las jaulas de los roedores.

Es un sustrato que no desprende polvo, pero puede resecar las patas de los roedores. Hay que removerlo varias veces en la semana para que se alternen las partículas absorbentes y se le saque mayor partido. Cuando la arena se torna amarillenta debe ser cambiada, el exceso de orine puede ser nocivo para la salud, tanto de humanos como de los roedores.

Sustrato de paja

Este tipo de sustrato es fabricado con paja, es natural y puede ser ingerido sin problemas. Está compuesto por hierbas y tallos de cereales cortados muy finos, no tiene preservantes ni olores artificiales. Su capacidad de absorción es buena, mantiene la humedad abajo mientras el roedor permanece seco en la superficie.

Este material es muy suave y confortable para las mascotas. Si lo ingieren les aporta fibra, les permite gastar sus incisivos. El mejor es el sustrato de paja de trigo, muy digerible para los roedores.  

Sustrato de cáñamo

El sustrato de cáñamo se considera uno de los sustratos ideales para roedores y para los cuidadores con alergias. El cáñamo tiene un PH neutro y no desprende polvo. Es un sustrato muy absorbente y dura fácilmente una semana. Ofrece una cobertura muy buena para el mal olor por sus estructuras porosas y es fácil de cambiar. Por su suavidad es cómodo y no crea abrasiones en las patas de los roedores.

Sustrato de tela

En lugares con temperaturas elevadas los roedores tienden a ingerir mayor cantidad de agua y como es lógico, requieren mas cambios en el sustrato. Estas temperaturas calidad hacen que los olores y la humedad sea más difícil de manejar. Varios criadores apuestan por sustratos de tela, la cual es recomendable solo si las telas:

  • Se pueden lavar en lavadora con altas temperaturas y casi a diario.
  • Tienen bordes con remates y sin hijos o hebras sueltas que puedan ocasionar atragantamientos. 
  • Si son muy absorbentes
  • Si crean capas o generan volumen de tela para que el roedor este a gusto.

El sustrato que elijamos para nuestro roedor debe ser apropiado a los hábitos y características de cada especie. Conocer al respecto puede ayudar a que nuestra mascota este sana y feliz en un hogar acogedor. Podemos además combinar varios sustratos para crear un lecho que cubra las necesidades de cada mascota.

Les recomendamos este excelente video para conocer más sobre los sustratos para roedores.

Sustratos inapropiados

Hay requisitos básicos para considerar que un sustrato es apropiado. Entre los aspectos que debemos priorizar esta que el lecho no genere polvo: el polvo afecta las vías respiratorias de los roedores y puede enfermarlos. El lecho no debe tener olores artificiales: estos olores son desagradables para los roedores, quienes pueden sentirse muy disgustados con ellos y sin poder escapar. El lecho no debe ocasionar cortes, abrasiones o daños en las patas. Y muy fundamental, debe absorber bien los desechos.

sustrato no recomendado para roedores
Papel periódicoSolo en caso de una urgencia, pero no se recomienda su uso. Todas las tintas que se usan son tóxicas y nocivas para los roedores, aún más si son ingeridas. Cuando el periódico se humedece con la orina la tinta se pega en el cuerpo de las mascotas. Este tipo de papel pude provocar cortes en las patas del roedor.
Heno y otras hierbasEste tipo de sustrato es inapropiado para las especies que consumen heno. El aspecto de que coman heno lleno de heces puede ser perjudicial para su salud. Las bacterias proliferan en los desechos y generan diversas enfermedades intestinales.
Arena de gato Produce dificultades respiratorias, genera polvo y perjudican las patas
SerrínA los seres humanos les afecta la respiración, pues a los roedores también. Este serrín es dañino, no absorbe de forma eficiente y se introduce en el tracto respiratorio creando diversas enfermedades a las mascotas. 

Resumen
Sustratos o lechos para roedores
Nombre del artículo
Sustratos o lechos para roedores
Descripción
El sustrato es un aliado para los cuidadores y el confort de nuestros animales de compañía, pero la elección de ellos es un elemento de vital importancia. Un lecho de material inadecuado puede dañar las patas, causar enfermedades. En este artículo te contamos sobre el tema para que puedas elegir el mejor sustrato para tu roedor.
Autor
Publisher Name
Ratas y roedores
Publisher Logo